Es la calidad, estúpido

Publicado el 12 de marzo del 2016 Leer completo

El low cost está por todas partes. Ya tenemos ropa low cost, muebles low cost, teléfonos low cost, viajes low cost… Tenemos el low cost metido hasta el tuétano. Los grandes retailers de hoy son los que ofrecen el producto más barato: IKEA, Decathlon, Primark… También empresas españolas (Mercadona y su ‘siempre precios bajos’, etc) se suman a esta carrera por ofrecer el menor precio posible, aunque sea a costa de limitar la oferta o de cobrar por cosas que siempre se habían regalado. Lo único que nos hace alejarnos del low cost son las marcas: solo a cambio de llevar un grotesco caballo gigante en nuestro polo somos capaces de gastarnos dinero en algo que no sea lo más barato, solo salimos del low cost para que el resto del mundo crea que no compramos low cost. ¿Vivimos en un mundo low cost? Es curioso que las 2 mayores empresas del mundo por capitalización bursátil tienen modelos de negocio radicalmente diferentes: mientras que el principal producto de Google es un buscador gratuito, Apple comercializa el producto más caro de su segmento, el iPhone, que soporta la mayor parte de los ingresos de la compañía. Apple mantiene una parte pequeña pero importante del mercado de smartphones (cerca del 15%) siendo uno de los dispositivos más caros de adquirir. Es un logro envidiable para cualquier empresa. Google, por su parte, basa su valor en su escala (cerca del 85% de los smartphones del mundo usan Android y su buscador es el más utilizado del mundo), gracias a ofrecerlo de forma…

Conforme la crisis sigue demostrando que está aquí para quedarse y que no es sino un nuevo entorno que hay que asumir, muchos jóvenes deciden auto emplearse, o emprender, que viene a ser lo mismo. Unos tendrán un autoempleo, otros una pequeña empresa, y alguno logrará montar una gran empresa. Pero lo que está claro es que la salida del paro del 50% entre los jóvenes pasa por el autoempleo. Más freelancers, sí. Es lo que hay. Por eso quiero compartir uno de los mayores errores (pero no el único) que cometí con mi primera empresa, entre 2005 y 2009: una política de establecimiento de precios bastante estúpida. Se basaba en 2 ideas que, por lo que luego he visto, piensan también otros muchos jóvenes españoles que quieren buscarse la vida por su cuenta: Si cobro mucho, aunque sea lo que cuesta, perderé al cliente. Si cobro demasiado, al cliente le saldrá más rentable contratar a un empleado. Estas ideas, como podréis imaginar, te condenan irremediablemente a la miseria empresarial. Eran tiempos de vacas gordas, y ganábamos mucho dinero, y no nos dábamos cuenta de que, con este planteamiento, estábamos dejando de ganar muchísimo más dinero, que habríamos podido invertir en más fuerza comercial, más plantilla y en definitiva, más crecimiento. En lugar de eso, vivíamos bien y no nos preocupaba que la empresa no creciera. Cuando el mundo descubrió que las vacas no eran tan gordas como se creía, nosotros fuimos de los primeros que tuvieron que echar el…

8 claves para una web corporativa de éxito

Publicado el 8 de febrero del 2012 Leer completo

La aparición de los medios sociales ha supuesto sin duda un cambio radical para las páginas web corporativas. Cuando apenas habían empezado a incorporar elementos sociales a sus sitios, llegaron las grandes redes sociales que atrajeron como imanes la atención de los usuarios. Y, de pronto, crear una comunidad en una plataforma propia en torno a tu marca exigía muchísimos recursos y ofrecía muy poco retorno. Hoy ya es mucho más fácil emplear las propias redes sociales para crear allí tu comunidad. Y entonces, ¿qué pasa con los sitios web de tu marca? ¿Murieron? No, no sólo no murieron, sino que cada vez adquieren más importancia, conforme los usuarios se acostumbran a buscar la información siempre en internet y se vuelven más exigentes con la información que consumen y con el formato en que se presenta. Lo que sí es cierto es que los sitios corporativos deben adaptarse a los medios sociales, conectándose con ellos para hacer que los usuarios puedan interactuar de la forma más sencilla posible. Por eso, te presento aquí 8 claves fundamentales que debe tener tu sitio corporativo para adaptarlo al usuario actual, que es muy diferente al de hace unos años. 1 | Diseño Del mismo modo que evoluciona el diseño de vehículos, de ropa o de logotipos, también el diseño web cambia continuamente, a veces influido por el mundo offline y a veces a causa de formatos que se hacen populares por su efectividad o por la simple costumbre del usuario. Hoy estamos acostumbrados a…

La aparición de herramientas como Flipboard, Pulse o el reciente Google Currents han dejado en evidencia cómo los contenidos cada vez se consumen menos desde su lugar de origen (sitio web, blog o incluso redes sociales) y más desde aplicaciones o plataformas de terceros, cuyo diseño y maquetación quedan en gran parte fuera de nuestro control. Han creado una nueva dimensión de lectura en la que, a través de los feeds, brindan al público en general una experiencia de usuario que combina la extraordinaria eficacia de los RSS con una maquetación y formato de contenido que atrae al público masivo. Han logrado que el contenido sindicado, extrañamente relegado a un segundo plano, llegue por fin al consumidor de contenidos medio. Por ponerte un ejemplo, según datos de Flipboard, la principal herramienta de este tipo y mejor aplicación para iPad en 2010 según Apple, 1 de cada 10 iPads tiene esta aplicación instalada. Por este motivo, el feed RSS está cobrando una renovada importancia. La pregunta clave es: si mis lectores van a empezar a leerme desde una plataforma que emplea mi feed para mostrar el contenido, ¿cómo puedo asegurarme de que se mostrará correctamente y de la mejor forma posible? 1. Contenido parcial o contenido completo Una de las primeras cosas que debemos hacer para garantizar una buena lectura de nuestros contenidos es asegurarnos de que nuestro feed muestra el contenido del artículo completo. Poner sólo una introducción al artículo obligando al lector a acceder al sitio para leerlo completo (con…

La actualización automática de contenidos consiste en conectar entre sí diferentes redes sociales para que los contenidos que se publican en una de ellas automáticamente se publiquen en todas las demás. Por ejemplo, configurar el blog para que cada nuevo artículo que escribamos  se comparta de forma automática en Twitter, LinkedIn, Facebook… Aunque a priori puede parecer un buen ahorro de tiempo, es una estrategia completamente desaconsejable, que desmerece el valor de los contenidos y que, en algunos casos, puede hacerte perder suscriptores, fans o seguidores. He aquí algunas razones por las que no debes automatizar tus contenidos: Cada canal tiene unas características propias que hacen que quien te lee a través de él lo haga de una forma determinada y espere unos contenidos determinados en forma y fondo. Los contenidos que compartas en cada red, por tanto, deben ser adecuados o adaptados a ese canal concreto. Al automatizar las publicaciones pierdes el control sobre la forma en que se comparten: imagen destacada, URL acortada, hastaghs, vídeo… Al compartir todo en todas partes, saturas tus canales, particularmente para los usuarios que te siguen a través de varios de ellos. Lo correcto es compartir en cada canal sola y exclusivamente lo que pueda interesar a tus seguidores de ese canal, y sobre todo hacerlo de la forma adecuada a dicho canal. Si has escrito un artículo en el blog que contiene un texto y un vídeo, lo lógico sería que en Youtube enviaras sólo el vídeo, en Twitter adaptaras el título, incluyeras…

Creative Commons y comunicación corporativa

Publicado el 2 de diciembre del 2011 Leer completo

Las licencias Creative Commons llevan en circulación desde 2001, y desde 1998 bajo otro nombre (el de Copyright Commons). Su objetivo es permitir a los autores establecer una serie de usos que cualquier persona puede hacer de sus contenidos. Existen diferentes niveles de permisos, desde la licencia que permite cualquier uso de una obra siempre y cuando se mencione al autor, a la más restrictiva, que permite el uso no comercial, citando al autor y sin modificar la obra de ningún modo, con cuatro niveles intermedios. Son plenamente legales en España. En un entorno 2.0 en el que el contenido es el rey, las empresas, y en particular los departamentos de Comunicación generan cada día más contenidos en blogs, páginas corporativas, redes sociales, microsites… y en diversos formatos, como texto, vídeo, audio, imagen o presentaciones de dispositivas. Lo que buscan las empresas es repercusión, pero ¿qué sentido tiene «atar» nuestro contenido a nuestra página e impedir que se disperse por la red si lo que queremos es que llegue al mayor número de personas posible? Ya es difícil atraer tráfico a tu sitio, ¿no es mejor liberar el contenido para que cualquiera pueda ayudarte a darle más difusión? [pullquote style=”right” quote=”dark”] No sólo no pierdes tu contenido, sino que abres la puerta a que muchos más soportes puedan darle visibilidad y aumentar los beneficios que te aporta ese contenido que tanto esfuerzo te ha costado elaborar.[/pullquote] Si vas, por ejemplo a nestle-tv.es y te gusta un vídeo, lo siento, no puedes ponerlo en tu blog. Sus…

Cuando Google+ venció a Facebook

Publicado el 29 de noviembre del 2011 Leer completo

El último gran evento viral ha sido la cámara que Markus Thompson encontró mientras buceaba por el océano Pacífico y que, tras extraer la SD y ver las fotos, resultó ser de un bombero que la había perdido un año antes. Gracias a la colaboración de las redes sociales, Markus pudo localizar al dueño para devolverle sus 50 fotos perdidas. Todo un detalle que hace unos años habría sido del todo imposible. Pero un dato curioso de la historia es que no se gestó en Facebook (que es donde todos habíais pensado al leer “redes sociales” 😉 ) sino en Google+, a través de su perfil. Y además, para rizar más el rizo, Markus afirma que intentó también emplear Facebook, pero no tuvo éxito. Este ejemplo demuestra cómo las redes sociales no recíprocas (@CalvoconBarba da una explicación rápida y sencilla aquí, 2º párrafo) son más susceptibles de generar viralidad, ya que la información no está disponible para unos pocos (los «amigos»), sino que está abierta a cualquier miembro de la red social, e incluso a quienes aún no están en ella. Aunque Facebook ya comenzó a intentar suplir ese déficit mediante las «Suscripciones», no cabe duda de que éste ha sido un éxito del «modelo Google+», heredado a su vez de Twitter. Y es que quienes ya usamos de forma habitual Google+ nos hemos dado cuenta de que ha implementado muchas mejoras respecto a Facebook, a pesar de que no tenga aún los más de 800 millones de usuarios que ya…

Google+, empresas y páginas de fans

Publicado el 4 de julio del 2011 Leer completo

Si eres una marca o empresa, te estarás preguntando qué puedes o qué no puedes hacer en Google+ y en qué puede ayudar esta nueva red social a tu marca o empresa. Pues bien, aquí te mandamos algunos tips: Herramienta de trabajo colaborativo La increíble integración de Google+ con el resto de servicios, promete convertir a la nueva red social en una poderosísima herramienta de colaboración. Además, la sencillez y claridad de uso de los ‘círculos’ te permite poder incluir a los compañeros del trabajo (jefe incluido) sin comprometer tu información privada. Botón +1 Aunque no es propiamente parte de Google+, adquiere mayor relevancia gracias a ella. Es probable que los “+1” acaben teniendo la misma funcionalidad que los ‘Me Gusta’ de Facebook, es decir, que automáticamente queden compartidos en tu Stream, y por tanto mostrados directamente en tu ‘Muro’ de Google+ y compartidos con tus amigos, de acuerdo a una configuración predeterminada. Por ahora, sin embargo, no es así, y sólo se muestran en la pestaña “+1’s” de tu perfil en la red social, por lo que afectan más al posicionamiento que a la obtención de tráfico desde la red. Recuerda que los “+1’s” afectarán mucho al posicionamiento de tus sitios, por lo que es muy importante que lo añadas a tus páginas (puedes hacerlo desde aquí). Plataforma de tu comunidad (‘fanpage’) Aunque propiamente no existen aún ‘fanpages’ o ‘páginas de fans’ en Google+ al estilo de Facebook, el Vice Presidente de Comercio y Local de Google, Jeff Huber…

Los 5 formatos publicitarios de Facebook

Publicado el 28 de junio del 2011 Leer completo

Hacer publicidad en Facebook es fácil y rápido, pero hacerla bien es más difícil y más lento. Más allá de la eterna duda sobre el CPC (Coste por Click) y el CPM (Coste por Impresiones), que en Facebook tienen características diferentes a la publicidad en buscadores, lo primero que debemos hacer al enfrentarnos a la publicidad en Facebook es, ¿qué opciones de publicidad me ofrece Facebook? Hemos hecho una revisión de los 5 principales formatos. 1¬ Anuncio a enlace externo: Son anuncios ‘clásicos’: una imagen, un pequeño título y una pequeña descripción. La característica es que al hacer click sobre ellos, el usuario sale de Facebook (en ventana nueva) para ir a la URL que ha especificado el anunciante. Y ahí terminan las opciones. Simple, ¿no? 1) Título del anuncio: Puedes elegirlo libremente (25 carácteres). 2) URL: la determina Facebook en función de la URL a la que va destinado el anuncio. Puede no aparecer, y habitualmente se limita al dominio o subdominio de la página a la que dirige el anuncio. 3) Imagen: libre, entre 110 x 80 píxeles y proporciones de 4:3 o 16:9 4) Descripción del anuncio: libre, con un límite de 135 carácteres. 2¬ Anuncio a página de fans: Son anuncios que dirigen a una página de fans dentro de Facebook. Para publicarlos, debes ser administrador de dicha página. 1) Título del anuncio: Es de forma automática el nombre de tu página de fans. No puede cambiarse. 2) Imagen: de forma predeterminada, aparece la imagen de perfil de…

Social Media y oportunidades perdidas

Publicado el 27 de junio del 2011 Leer completo

La moda es la moda, y todo el que puede, o cree poder, se sube a ella como si no hubiera mañana. Y hoy, en Internet, la moda es el Social Media. Hay tres tipos de empresas que se dedican al Social Media: Empresas de comunicación y publicidad: su proceso consiste en Blog (subcontratado) + Facebook (con página de bienvenida personalizada, of course) + Twitter (“buenos días”, “ya es viernes” y poco más). Empresas de diseño web: igual al anterior, solo que no subcontratan el blog (directamente no hacen nada en él) y ni siquiera dan los “buenos días” en Twitter: se limitan a crear los perfiles y conectarlos desde la flamante nueva Web 2.0 que han diseñado para su cliente. Consultoras de Social Media (agencias de Marketing Online, 2.0, o el nombre que prefieran darse): se dedican a diseñar, lanzar y dirigir estrategias en Social Media, planificando objetivos, generando conversación y conectando al público con las marcas. Se preocupan por intervenir, monitorizar, conectar, compartir, ayudar, conversar…