Cuando Google+ venció a Facebook

Publicado el 29 de noviembre del 2011

camaraEl último gran evento viral ha sido la cámara que Markus Thompson encontró mientras buceaba por el océano Pacífico y que, tras extraer la SD y ver las fotos, resultó ser de un bombero que la había perdido un año antes. Gracias a la colaboración de las redes sociales, Markus pudo localizar al dueño para devolverle sus 50 fotos perdidas. Todo un detalle que hace unos años habría sido del todo imposible. Pero un dato curioso de la historia es que no se gestó en Facebook (que es donde todos habíais pensado al leer “redes sociales” 😉 ) sino en Google+, a través de su perfil. Y además, para rizar más el rizo, Markus afirma que intentó también emplear Facebook, pero no tuvo éxito.

Este ejemplo demuestra cómo las redes sociales no recíprocas (@CalvoconBarba da una explicación rápida y sencilla aquí, 2º párrafo) son más susceptibles de generar viralidad, ya que la información no está disponible para unos pocos (los «amigos»), sino que está abierta a cualquier miembro de la red social, e incluso a quienes aún no están en ella.

Aunque Facebook ya comenzó a intentar suplir ese déficit mediante las «Suscripciones», no cabe duda de que éste ha sido un éxito del «modelo Google+», heredado a su vez de Twitter. Y es que quienes ya usamos de forma habitual Google+ nos hemos dado cuenta de que ha implementado muchas mejoras respecto a Facebook, a pesar de que no tenga aún los más de 800 millones de usuarios que ya tiene el gigante azul.

Mi opinión personal, como usuario de ambas redes, es que cada red tiene un determinado tipo de uso, y el hecho de ser o no recíproca implica (o debería implicar) un cambio en la forma de enfoque del usuario. Cada una de ellas sirve para un objetivo diferente o, para huir del cliché, para el mismo objetivo, pero con diferentes matices. 😛

Imagen del artículo: Markus Thompson