Creative Commons y comunicación corporativa

Publicado el 2 de Diciembre del 2011

Creative Commons en las empresasLas licencias Creative Commons llevan en circulación desde 2001, y desde 1998 bajo otro nombre (el de Copyright Commons). Su objetivo es permitir a los autores establecer una serie de usos que cualquier persona puede hacer de sus contenidos. Existen diferentes niveles de permisos, desde la licencia que permite cualquier uso de una obra siempre y cuando se mencione al autor, a la más restrictiva, que permite el uso no comercial, citando al autor y sin modificar la obra de ningún modo, con cuatro niveles intermedios. Son plenamente legales en España.

En un entorno 2.0 en el que el contenido es el rey, las empresas, y en particular los departamentos de Comunicación generan cada día más contenidos en blogs, páginas corporativas, redes sociales, microsites… y en diversos formatos, como texto, vídeo, audio, imagen o presentaciones de dispositivas. Lo que buscan las empresas es repercusión, pero ¿qué sentido tiene «atar» nuestro contenido a nuestra página e impedir que se disperse por la red si lo que queremos es que llegue al mayor número de personas posible? Ya es difícil atraer tráfico a tu sitio, ¿no es mejor liberar el contenido para que cualquiera pueda ayudarte a darle más difusión?

[pullquote style=”right” quote=”dark”] No sólo no pierdes tu contenido, sino que abres la puerta a que muchos más soportes puedan darle visibilidad y aumentar los beneficios que te aporta ese contenido que tanto esfuerzo te ha costado elaborar.[/pullquote] Si vas, por ejemplo a nestle-tv.es y te gusta un vídeo, lo siento, no puedes ponerlo en tu blog. Sus contenidos están protegidos por Copyright. En cambio, si vas al blog de Iberia MeGustaVolar.iberia.com y te gusta un vídeo, podrás compartirlo en tu blog o donde quieras, citando a Iberia como autora del contenido, ya que liberan sus contenidos con licencia CC. ¿Qué contenidos de los dos sitios crees que genera más repercusión?

¿Qué confianza me da la licencia Creative Commons?

Cuando tu contenido está online puede piratearse, copiarse, plagiarse… independientemente de si al final del texto aparece una (c) o el logotipo de Creative Commons. Lo que te aporta la licencia CC es el permiso para distribuir el contenido (en los términos que tú establezcas) para lograr que la gente a la que le guste pueda copiarlo en su blog, subirlo a su canal o compartirlo en su perfil íntegramente y además citando a tu empresa como autora original. No sólo no pierdes tu contenido, sino que abres la puerta a que muchos más soportes puedan darle visibilidad y aumentar los beneficios que te aporta ese contenido que tanto esfuerzo te ha costado elaborar. Recuerda siempre que lo importante no son las visitas de tu contador, sino las ventas trimestrales de tu empresa. 😉

Cómo usar las licencias Creative Commons

Para emplear una licencia CC en un contenido, únicamente debes elegir la licencia que más te guste aquí, e indicarla en el propio contenido, a ser posible con un link a la explicación de la licencia o al texto legal, tal y como aparece al pie de este blog.

Personalmente, todo mi sitio (no solo el blog) está liberado bajo licencia Creative Commons BY-ND 3.0. ¿Quieres usar una imagen, un texto, una explicación… que has encontrado en mi blog? ¡Adelante! ¡Úsala! Tú tendrás el contenido que quieres y yo habré hecho llegar mi contenido (y mi marca) mucho más allá de mi sitio web.

Proteger tu contenido con un copyright no te aporta absolutamente nada que no te aporte una licencia CC, y sin embargo una licencia CC abre la puerta a un montón de fans ansiosos por compartir con sus amigos las últimas novedades, ideas o creaciones de su marca favorita. ¿No crees que debes aprovechar la oportunidad?

Imagen del artículo: montaje sobre el original de posk