Categories for Sociedad

El misterio de los Stradivarius

Publicado el 4 de octubre del 2009 Leer completo

Una de las cosas que más me han asombrado a lo largo de mi vida (aunque tengo una lista interminable), y a las que no encontraba solución, era el cómo era posible que el sonido de los violines realizados por Stradivarius no hubiese podido ser igualado nunca más. Con todos los avances de la ciencia (ultrasonidos, análisis químicos…) nadie había logrado descubrir qué era eso que los hacía únicos. Considero que el violín es el instrumento musical por excelencia, tanto por su técnica como por su sonido y creo que no hay instrumento que lo iguale. Hoy, he leído en Menéame que un violín tratado con hongos ha superado una prueba en la que 180 especialistas han elegido su sonido por encima de un Stradivarius. ¿Será la solución del misterio? De cualquier manera, vale la pena echar un vistazo en Wikipedia sobre el tema, ya que parece una historia imposible. Por un Stradivarius se han llegado a pagar 3,5 millones de dólares. Casi nada.

No quiero juzgarle, porque ni soy juez, ni he seguido su caso al detalle. Lo que sí puedo decir es que no me parece correcto. Fernando Martín, según el ránking de los sueldos de ejecutivos españoles publicado la semana pasada por Actualidad Económica, cobró en 2008 3,5 millones de euros en concepto de salario, precisamente el año en el que su empresa salió a concurso de acreedores, o sea, suspendió pagos, en la mayor suspensión de pagos de la historia de España.  La cronología que tengo en la cabeza es la siguiente : Martinsa Fadesa se declara en suspensión de pagos. Fernando Martín se declara personalmente en suspensión de pagos. Fernando Martín cobra 3,5 millones de euros como salario por su trabajo de Consejero Delegado y Presidente. Martinsa Fadesa presenta un Plan de Viabilidad muy convincente y comienza a salir adelante. No dudo de las capacidades directivas de Fernando Martín: su caso es el de un empresario a quien el ‘crash’ le pilló en calzones por su nivel de deuda (el mismo nivel de deuda que actuamente tiene PRISA, unos 5.000 millones de euros), y que ha sabido remolcar la empresa y parece que logrará sacarla adelante con inversiones en otros países. Bravo por él. Sin embargo, que una persona cobre ese dinero de una empresa que no está pagando a proveedores, creo que es de muy mal gusto. Es posible que sí lo merezca, su gestión está siendo envidiable, pero por pura decencia, por esta vez podría haber pasado…

Las «ayudas» al «cine» español

Publicado el 12 de mayo del 2009 Leer completo

Soy de los que piensan que el cine español, salvo honrosas excepciones que se cuentan con los dedos de una mano, es pésimo. Y de los que están en contra de que el Gobierno financie películas cuyos beneficios, que nunca obtienen, van a parar a manos privadas, no públicas. El Gobierno invierte para que un privado se quede con el beneficio… Que Internet ha perjudicado a la industia del cine, es una afirmación tan estúpida como decir que la invención del automóvil perjudicó los beneficios del ferrocarril. Como afirma contínuamente Dans, la descarga por Internet ya es una realidad, no es un peligro, es un hecho. El negocio del cine, como el de la música, han cambiado, han disminuído los beneficios y hay que buscar nuevas líneas de negocio. Mientras tanto, el Gobierno sigue alimentando a directores y productores, a actores y técnicos de sonido, a montadores y guionistas. Con aproximadamente 75 millones de euros al año. Veamos: El Gobierno destina 930 millones al Plan de Vivienda (ver); El Gobierno destina 3.000 millones a avalar a PYMES y Autónomos (ver); El Gobierno destina 871 millones a la Dependencia (ver); El Gobierno destina 401 millones al Plan Renove (ver); El Gobierno destina 1.900 millones a la e-administración (ver); El Gobierno destina 106,2 millones a la prevención de incendios (ver); El Gobierno destina 466,6 millones a las políticas de solidaridad (ver); Es decir, no es una ayuda que pese mucho al Estado. Sin embargo, hay que reconocer que las ayudas deben ser…

Fomentando la movilidad laboral

Publicado el 9 de mayo del 2009 Leer completo

La imagen de empresario con puro y gafas oscuras sigue siendo algo constante en el imaginario colectivo español. Por eso se creó el concepto de emprendedor: viene a ser lo mismo, pero con distintas connotaciones. Cuando los políticos quieren hablar bien, dicen emprendedores («ayudaremos a los emprendedores»), cuando quieren menospreciar, hablan de «empresarios». Cuando quieren impedir el abaratamiento del despido, hablan de empresarios, cuando quieren congraciarse con el mundo empresarial hablan de emprendedores. Imaginemos a Zapatero diciendo «ningún emprendedor va a conseguir que abarate el despido». Imposible. Pero decir «ningún directivo-con-contrato-blindado va a conseguir que abarate el despido» queda mejor. Pero ¿quién se beneficiaría del abaratamiento del despido? El número de asalariados por empresa (tabla de la derecha) lo muestra claramente: la inmensa mayoría de las empresas son pequeñas, sin asalariados o con menos de 20 personas. Puede ser el restaurante de debajo de casa, la tienda de reparación de ordenadores que hay en esa calle, o la copistería donde encuaderno informes. La inmensa mayoría de las empresas son pequeñas, pequeños negocios, que no pueden crecer porque un contrato o un despido les suponen constes desorbitados (en torno al 40% más de lo que se lleva el trabajador a su bolsillo). Sin embargo, son menos de 1000 las empresas con más de 1000 trabajadores, bestias pardas de la economía, para quienes no significa mucho despedir a unos cuantos cientos de trabajadores (como recientemente ha hecho Mecalux), y son las que tenemos en la mente cuando oímos «empresario». Abaratar los costes…

TVE, sin publicidad

Publicado el 6 de mayo del 2009 Leer completo

Ya es sabido que el Gobierno desea dejar sin publicidad a RTVE, lo que supone una pérdida de 600 millones de euros en ganancias, a un ente que el año pasado tuvo unas pérdidas de más de 71 millones. De no ser por la publicidad, la cadena pública habría perdido más de 671 millones. Es obvio que no habrían gastado lo mismo de no haber contado con ese dinero: por ejemplo en este artículo de Soitu leemos una sarta de preguntas sobre posibles gastos que lleva a cabo RTVE. Basta revisar esos datos y sus cuentas para verificar que, efectivamente, TVE no necesita publicidad, sino más control. Si los españoles vamos a acarrear aún más con los costes de la Corporación, debemos exigir mayor transparencia de cuentas, y, como dicen los chicos de Soitu, vigilar la ‘economía de la calle’ en RTVE. Está claro que la publicidad en un medio cuyas pérdidas son asumidas por el Estado perjudica la libre competencia. Pero también está claro que no se puede dejar en la oscuridad informativa (en la que está) un organismo público de tamaña naturaleza. Como siempre, más control, más transparencia, cuentas claras. Como nota, tvealacarta.es me parece sensacional, y creo que deberian ‘monetizar’ ciertos contenidos, como las series realizadas por RTVE, películas ‘seriales’, etc…

Derribando, que es gerundio

Publicado el 30 de abril del 2009 Leer completo

Que hay crisis en la contrucción está claro, pero empezar a derribar las casas ya construidas suena un poco raro… Es posible que sea parte del Plan E (ironic), pero aún así es desolador ver cómo la Justicia puede ser a veces tan injusta, y nuestra sociedad tan poco solidaria. En España estamos cada vez más acostumbrados a ver cómo los débiles salen perdiendo siempre cuando el Estado se mete por medio. Veamos los hechos: Le ofecen una casa preciosa, legal, con todos los permisos legales al día; La compra; Se elabora una ley por la cual su casa es «ilegal», así, de pronto. Ayer era legal, hoy ya no lo es. Le echan de su casa, la derriban, y se queda en la calle. Ha perdido todo lo que ha pagado por la casa en los últimos 15 años. La Generalísima que gobierna en Cantabria le dice que sobre lo de indemnizarle… no lo han hablado. La ley, en España, puede ser lo que se quiera. Desde hace años el aborto sigue siendo un crimen, un delito reflejado en el Código Penal, y como tal está penado. Sin embargo, en ciertas ocasiones se ‘despenaliza’. Es decir, has cometido un delito, pero no te hago cumplir la pena. (Esto será así hasta que el Gobierno saque la nueva ley de plazos). Entonces, tenemos delitos que no se penalizan, pero al mismo tiempo, en aras de cumplir la ley, tiramos las casas donde viven 114 familias que no han tenido nada…