Archivos

Entrevista elaborada y publicada en Territorio Creativo Julián Martínez Fernández tiene 38 años y cuenta con un FP de segundo grado administrativo, además de varios cursos de comercial. Hace 6 años, al morir su padre, se quedó al frente del negocio fundado por este,Piedra Artificial, que fabrica balaustres, decoración para jardines y demás. Las ventas se realizaban en la tienda y los clientes eran de la zona Santa Coloma del Cervelló. En un principio, sin hacer ningún tipo de publicidad, los clientes llegaban a la tienda. Todas las ventas se hacían en la zona y las cosas iban bien. Sin embargo, esto empezó a cambiar: las ventas bajaban. Por suerte, Julián, a base de esfuerzo y de forma completamente autodidacta, se había ido formando en el uso de Internet. Era todo un pionero, aunque aún no le sacaba ningún partido profesionalmente. Un día, decidió abrir su primera web, gracias a un hosting gratuito. En menos de un mes ya había conseguido su primer pedido. Y no sería el último. Fue aprendiendo, haciendo más webs y contratando un hosting de pago. Actualmente, el 80% de sus ventas provienen de Internet y vende a 87 países. Por supuesto, Julián no iba a dejar de lado los medios sociales. ¿El resultado? De momento no ha conseguido ventas directas, pero sí ha ganado en relevancia y tráfico a su web, además de conseguir algún que otro contacto interesante. ¿Cómo? Pues además de trabajo, Julián es un entusiasta de las métricas. Observa, prueba y mide los resultados. Vivimos…

Pero no suprimirán Google.es, claro

Publicado el 12 de marzo del 2010 Leer completo

Vía Menéame me enteré de que Google había incluído a España en los países ‘censores’ de Internet. Que España (y Europa) esté tratando de censurar Internet es grave. Que en una misma lista referente a Derechos Humanos infringidos estén China, España, India, Pakistán, Irán, Myanmar y Etiopía es muy grave. Pero de ahí a que Google ponga a China y España en el mismo cajón va un trecho. Está claro que España debe avanzar mucho en respeto a las libertades en Internet, sobre todo porque las está reduciendo cada vez más, a raíz de la actual Ley de Economía Sostenible, pero el nivel de censura de China, comparado con un pequeño incidente judicial en el que se cerraron dos blogs, hay un trecho. Cada uno en su sitio.